Bali y Lombok

En algun lugar entre Bali y Lombok

He estado desperdiciando tiempo (no lo considero desperdiciado, pero el proceso de escritura estuvo en pausa) en mejorar mi blog, como crear un logo basado en uno de mis dibujos, dibujos que hice a petición de una guesthouse en la que Aurélie y yo trabajamos en Sapporo (no me pagaron, afortunadamente, teniendo en cuenta la calidad de los mismos), editados con el programa Photoshop Express. También he usado ese programa para los banners (incluyendo las fuentes). Pero ahora estoy usando Canva.

Lo que significa que debería apurarme, estoy en Tailandia, todavía estoy atrasada cuatro países. ¿Por qué sigo hablando de cualquier cosa? Después de Ubud, empezamos nuestros viajes por las islas entre Bali y Lombok: Nuda Penida y Nusa Lembongan, pertenecientes a Bali; Gili Trawangan, Gili Meno y Gili Air son algunas de las islas de Lombok (es por eso que el título dice Bali y Lombok aunque nunca hayamos pisado Lombok).

Para llegar a estos lugares podés comprar tu ticket en una agencia, muchas veces preguntando en tu hospedaje, ellos te guiarán hacia el sitio correcto (pero cuidado con las estafas, compará los precios con otros lugares).

De lo contrario, si prefieres tener todo listo antes de llegar a Bali y evitar las molestias, puedes reservar tu viaje usando Bookaway.

Nusa Penida y Nusa Lembongan

Nusa Penida

¡Gira por las playas!

Arrival at Nusa Penida
Llegada a Nusa Penida

Primero, ¿cómo se llega ahí?

Ya que viajamos desde Bali, hicimos la reserva en Kusamba, un pueblo portuario donde podés tomarte un bote de 30 minutos.

Unos minutos después, nos encaminamos hacia Nusa Penida por cuatro días, que son suficientes si querés disfrutar la isla verdaderamente. Elegimos el centro de la isla como base para explorar libremente en scooter este pequeño lugar. Mi primera experiencia en scooter fue en general positiva en Ubud, puedo declarar que pasé de “principiante” a “experta” solo en esta isla. Los caminos están en muy malas condiciones, cuando los hay.

Una vez tuvimos que dar la vuelta en camino a la Playa Broken (Playa Rota), donde te podés imaginar que no solo la playa está rota… El camino está hecho de grandes rocas y hay mucho tráfico. Al temer por la salud de nuestra scooter, decidimos rendirnos. De cualquier manera, las playas son impresionantes en Penida, pero siempre tienen su precio: es común tener que escalar un poco después de haber manejado en estos caminos caóticos para poder llegar a las playas de arena blanca y agua azul cristalina. Aún así, esto le da un toque encantador: estar perdido entre acantilados.

El mejor ejemplo es la playa Atuh, donde la belleza me deja sin palabras. Como he dicho, ir allí no es no apto para cardíacos, porque encontrar el amor te costará gotas de sudor. Pero encontrarse en medio de estos acantilados llenos de verdor, con un agua de un azul turquesa, bebiendo un trago bien frío acompañado de su pescado a la parrilla, tiene que ser la definición más cercana al paraíso.

Además, tratando de llegar ahí, y por razones que aún hoy no entendemos, nos perdemos. Tenemos que estacionar nuestra scooter en un basurero porque el camino comienza a ser muy peligroso. Caminamos bajo un calor extremo (suficientemente extremo para que casi nos salgan ampollas) y sin agua. Afortunadamente, encontramos un negocio local en una habitación oscura y pequeña al lado de una casa. Mientras pedimos agua, el niño de la casa juega con mis bermudas, así que decido tocar su cabeza para mostrar cariño. En ese instante recuerdo lo que Aurélie me había dicho hacía unos días: “oh mirá lo que acabo de leer: tocar la cabeza de los niños es considerado algo descortés, y también nunca señales nada con tu mano izquierda, es la mano inmunda”. Metí un combo doble aparentemente. Bueno, afortunadamente son lo suficientemente corteses como para no decirme nada, incluso aunque estoy segura de que el niño ahora tiene que tomar una ducha rápido.

Atuh Beach, taken by Aurélie, enhanced by me
Playa Atuh, tomada por Aurélie, mejorada por mí
Panorama of Atuh Beach
Panorama of Atuh Beach

También visitamos las playas cercanas más famosas, probablemente las que viste en internet si alguna vez investigaste sobre Bali: Bahía Cristal, Playa Kelingking y Playa Diamante.

En la Bahía Cristal, soportamos de nuevo la estafa del estacionamiento, como en Ubud. Cuando llegamos y queremos estacionar nuestra scooter, alguien viene y nos da un ticket, que no se ve oficial. Al mismo tiempo, otras dos scooters llegan pero, como el tipo está ocupado con nosotros, nadie les dice que tienen que pagar… Así que le pregunto por qué nosotros tenemos que pagar si esas dos scooters no pagaron. El precio no es caro pero ese no es el punto, me molesta bastante que en Indonesia te hagan pagar por todo. Por haber preguntado, el tipo se dirige a una de las personas que recién llegaron, que es un local, mientras nos mira. Mientras el tipo comienza a parece irritado decido parar de ser testaruda, no quiero ver que tan mal se puede poner esta historia.

De todos modos, hacemos algo de snorkeling, bastante lindo pero definitivamente no espectacular. Y también está lleno de turistas. Más tarde, decidimos ir a explorar los acantilados en el lado opuesto para encontrar otra playa. Tal vez deberíamos haber hecho eso de antemano.

Sunset at Crystal Bay, taken from the cliff on the left of the beach
Puesta de sol en la Bahía Cristal, tomada desde el acantilado a la izquierda de la playa

Ahora, hacia la Playa Kelingking, cuya ruta tampoco es la más fácil. También hay turistas por todos lados. Tengo que admitir que es un lugar genial pero, ahora que se convirtió en un “instagram spot”, la multitud es muy grande para mi gusto. Es posible bajar a la playa, donde las olas son bastante grandes aparentemente pero no hacerlo. Luego de un batido de banana fresco, nos dirigimos hacia nuestro último destino de playa.

Último destino: Playa Diamante. Antes que nada, llegamos bastante tarde y, como era de esperar, el camino ahí es bastante desigual… otra vez. Después que nada, tenemos que pagar para entrar… otra vez. Pagar para entrar a una playa no me parece bien (especialmente cuando hay basura visible en todas partes…), además, la Playa Atuh, al otro lado, es gratis. No hace falta decir que no pagamos.

Otra playa famosa pero que no tenemos suficiente tiempo para visitar es la Playa Suwehan.

Tour de Snorkel

Pero sobre todo, reservamos un tour (que es bastante raro para nosotros) de medio día de snorkeling. O debería decir dos tours, ya que también hacemos uno desde Nusa Lembongan incluso si, para ser honesta, no me habría imaginado que los dos lugares serían exactamente iguales.

La primera para es el Punto Manta, donde, si leíste correctamente, a las manta rayas les gusta nadar. Nos advierten que no pueden garantizar el avistaje de las mismas. Aún así, las dos veces que hacemos el tour, tengo el gran placer de observar a estas criaturas majestuosas. Para representar la escena, imaginá un mar agitado de un azul profundo. Un montón de botes están en el mismo lugar, así que, muchas aletas luchando para llegar más cerca de las rayas, mientras las olas te arrastran. Mientras tanto, los instructores le gritan a tripulación (nosotros) dónde están las rayas, así que cuando estás volviendo al bote para descansar sentís que no te querés perder nada, y saltás de nuevo, bastante cansada pero también muy emocionante (es gracioso ahora que lo pienso, se sintió como estar en el ejército).

Sólo para que sepas, esta es la primera experiencia de snorkeling de Aurélie y mía. Así que me siento un poco inquieta pero la recompensa no tiene valor. Observar las mantas literalmente volando bajo el agua con sólo el sonido del mar de fondo es maravilloso.

El segundo lugar es más tranquilo, pero igual de hermoso. ¡Peces y corales por todos lados! Nadar en esta sensación de tipo acuario de cielo abierto es una verdadera maravilla. Entre otros, podemos ver peces payaso (Nemo) y ¡tortugas! Desafortunadamente, no sé lo suficiente como para hacer una lista detallada, pero son hermosos.

La siguiente atmósfera incluye peces más grandes como el atún y una cuerda a la que nos tenemos que agarrar porque la corriente es muy fuerte.

Después, disfrutamos de otro lugar con un acantilado bajo el agua, lleno de peces también, donde vemos otra tortuga (es siempre un placer encontrarlas).

Por último, el sitio final de nuestro segundo tour de snorkeling es en un lugar donde nos tenemos que dejar llevar por la corriente, sin esfuerzo, solo para observar. Me paso 30 minutos flotando en este hermoso escenario.

Desafortunadamente, por no ser la temporada correcta, no podemos ver al famoso Mola Mola, pero tené en cuenta que Bali es un buen lugar para verlos (la temporada va desde Julio a Noviembre).

Acá podés ver un video corto que hice rápidamente para compartir mis emociones de la experiencia de snorkeling:

Nusa Lembongan

Con respecto a Nusa Lembongan, como dije antes, disfrutamos de una experiencia de snorkeling. No hay mucho para hacer en esta pequeña isla, excepto ese magnífico lugar llamado Blue Hole, donde el azul del agua es tan turquesa que parece irreal.

Recorremos principalmente en scooter. Para ser honesta, si no tenés mucho tiempo en Indonesia, podés saltear esta isla.

Blue Hole, Nusa Lembongan, taken by Aurélie, enhanced by me
Self-portraits

También exploramos el bosque de manglares con Samuel y dos de sus amigas. Llegamos a la punta de la isla y encontramos a un tipo que aceptó llevarnos a dar una vuelta en su bote.

Samuel and his two friends on the barque
Samuel y sus dos amigas en el bote
Aurélie, our rower and I
Aurélie, nuestro remero y yo
Taken by Aurélie, enhanced by me
Tomada por Aurélie, mejorada por mi

Hacia las Gilis: Gili Trawangan, Gili Meno y Gili Air

Aquí estamos, nuestro último destino en Indonesia: las islas Gili. Famosas por tener cada una su propia identidad, nosotros, como probablemente ⅔ de los turistas, hacemos base en Gili Trawangan, conocida como Gili T, la isla de la fiesta. Ir a los negocios descalzo o despertarte a la mañana para ir a Punto Tortuga a nadar con tortugas es algo común acá.

Resumí un poco lo que hicimos en estas islas porque es sólo lo que hicimos. Incluso si una sorpresa nos espera en nuestro hostel: nuestros amigos Belgas ¡Pierre, Louis and Vivien! Todos juntos, visitamos, en un día, las islas Gili Air, conocida como la “salvaje” y Gili Meno, la más pequeña y tranquila.

No hacemos mucho en Gili Air además de comprar pulseras como por una hora. O sea, nunca hay mucho que hacer en las Gilis además de relajarse, tomar sol, nadar, ir de fiesta y disfrutar la vida a paso lento.

Aurélie y yo preferimos Gili Meno que Gili Air, que cómicamente nos parece más salvaje.

Onto the Gilis! Taken by Aurélie and enhanced by me
Hacia las Gilis! Tomada por Aurélie y mejorada por mi.
French-Belgian team
El equipo Franco-Belga
Rock-Scissors-Paper: I won
Piedras-Papel-Tireja: Gané
We cannot always be so lucky
No siempre podemos tener suerte
Even the goats are so chill
Incluso las cabras están tan tranquilas
Horse carts at Gili T, by Aurélie, enhanced by me
Carros a caballo en Gili T, por Aurélie, mejorada por mi

Algo positivo a destacar es que las islas son tan pequeñas que se pueden recorrer a pie. Pero algo más positivo es que los autos o cualquier vehículo motorizado están prohibidos. Qué lindo que es no escuchar motores u oler combustible.

De cualquier forma, es una puerta abierta para la explotación de caballos para los carros para turistas. Los caballos están bajo el sol por horas a temperaturas extremas y sin agua para transportar a los turistas que a menudo tienen miles de valijas, entre otras cosas. ¿Le sorprendería a alguien si aconsejara que por favor no participen de este negocio?

Como alternativa, podés alquilar una bicicleta, ¿no está bueno eso también?

Para seguir un poco con la concienciación al visitar Gili Meno, notamos un centro de rehabilitación de tortugas. Parece una buena idea a primeva vista, aunque nos alarma un poco el tamaño de las piletas. Al interesarnos en el proyecto, empezamos a hacer preguntas como de dónde sacan las tortugas. Aparentemente, van a la playa y las capturan de la naturaleza, para que luego los turistas puedan pagar para liberarlas. Ok, ahora la historia suena bastante diferente. De acuerdo al dueño del lugar, quien se rehusó a responder cualquier otra pregunta, es necesario sacarlas de su ambiente natural ya que los turistas podrían matarlas cuando caminar sobre los huevos en la playa. Entiendo que los centros para animales necesitan un ingreso y que el eco-turismo es a veces una buena opción, pero ¿dónde está la línea entre necesidad y ganancia? Así que no sé realmente qué pensar sobre eso…

Turtle Rehabilitation Centre of Gili Meno, by Aurélie

Ahí, dormimos en un hostel barato por los primeros días. Decidimos reservar la habitación más barata de todas, en una “carpa”. ¿Qué puede salir mal? La carpa es en realidad un balcón, por lo que no tiene paredes adecuadas, sin ventanas, muy atractivo para los mosquitos, justo en frente de una mezquita. Si, como yo, no lo sabías, Lombok es mayormente musulmán (las Gilis pertenecen a la isla de Lombok). Y parece que estamos en la época del ramadan. Si no dormí por las tres primeras noches (antes de cambiar de hospedaje), puedo decir que soy la primera en aprovechar al máximo las canciones y la música durante toda la noche. Si bien me hace feliz sumergirme en una cultura diferente, mi cuerpo no esta listo para no dormir nada. Una pena, porque el desayuno es genial, ¡con crepas ilimitadas! (Pierre, ¡todavía me debes algunas!)

Our 'tent' room
Nuestra habitación “carpa”
Some easy workout
Un poco de ejercicio fácil
Mosque in front of our tent room, Gili T
Mezquita en frente de nuestra habitación carpa, Gili T

Para resumir, lo que debería estar en tu lista de viaje es:

  • Disfrutar de un atardecer al oeste de Gili T con una vista al Monte Agung de Bali
  • Ir al bar irlandés con conciertos gratis
  • Hacer tanto snorkeling como puedas. Hablando de eso, hay un punto de snorkeling interesante con estatuas bajo el agua en Gili Meno, si estás dispuestos a batallar otro ejército de turistas con aletas.

Ah y un último consejo: no compres protector solar ahí, es muy caro, como 20aud.

Estas son islas absolutamente impresionantes, con un sentimiento atemporal. La estadía ahí se siente como vacaciones reales en el paraíso. Un bienvenido descanso dolce far niente.

Anticrepuscular rays during a sunset at Gili T
Rayos anticrepusculares durante una puesta de sol en Gili T.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.